Macristas aprovechan un crimen para profundizar la grieta Argentina

0
La política argentina no tiene respiro ni con el coronavirus. Mientras el gobierno se divide entre frenar la pandemia y acordar con los acreedores de su deuda externa, el “macrismo” aprovechó el asesinato de un exsecretario de Cristina Kirchner para profundizar la grieta que divide al país.

El homicidio de Fabián Gutiérrez, quien fue hallado semienterrado y envuelto en una sábana en el patio de una casa en El Calafate (2.700 km al sudoeste de Buenos Aires), desató una ola de rumores ya que se trata de un “colaborador” de la justicia en una de las investigaciones judiciales más voluminosas contra Cristina Kirchner.

No alcanzó que la rápida acción policial detuviera al presunto responsable, ni que la propia familia de Gutiérrez aceptara públicamente que “no se trata de un crimen político”.

La coalición opositora Juntos por el Cambio, liderada por el exmandatario Mauricio Macri (2015-2019), calificó la muerte de Gutiérrez como “un crimen de extrema gravedad institucional”, en un comunicado que advirtió sobre una “posible conexión de su muerte con delitos federales”, en alusión a la causa por corrupción.

El presidente Alberto Fernández, por su parte, calificó de “canallezca” la acusación macrista. “Es una miserabilidad absoluta. Queremos saber qué sucedió con Fabián Gutiérrez, pero sólo insinuar que eso es motivo de la causa de los cuadernos y que el gobierno puede estar involucrado en eso, es una actitud tan miserable que es difícil de entender”, agregó.

Los medios argentinos han reaccionado con cautela, ante la gran cantidad de pruebas que comprometen a los cuatro jóvenes detenidos por el asesinato.

Leave A Reply

Your email address will not be published.